Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
Entrevista a Nicolas Cucaro
Hablamos con Nicolás Cúcaro, actor de Stéfano de Armando Discépolo, que se presenta los jueves en Andamio 90. En esta nota habla en profundidad sobre la obra y sobre su vínculo con el teatro. Por Candelaria Monzón.
 
 
 


Se define como “un pibe que trata de ser feliz haciendo lo que ama y amando a los que lo acompañan”. Tiene 22 años, un Premio Hugo y hoy por hoy actúa en tres obras. Se llama
Nicolás Cúcaro y está en un presente que lo encuentra entre los hermanos Discépolo y canciones prohibidas. Un joven artista que arrancó a los 10 años haciendo Grease en el colegio y que sigue apostando al buen teatro. Aquel que afirma que le “gusta lo difícil” y las propuestas que lo hagan crecer como artista y no estancarse en lo que ya sabe. 

Candelaria Monzón: ¿Cómo llegaste a Stéfano? ¿Qué te atrajo de él?
Nicolás Cúcaro: Llegué a Stéfano por una propuesta que me hizo Rubén Pires. Él hace muchísimo tiempo tenía ganas de hacer este grotesco clásico argentino de Armando Discépolo. Con Rubén y con Luis Longhi venimos trabajando ya hace dos años juntos en Enrique, un grotesco musical. Siento que generamos un gran equipo de trabajo, aparte de la amistad que tenemos, y eso se ve reflejado en escena. Rubén me ofreció encarnar a Radamés, un personaje muy interesante y todo un desafío para mí actor. Siento que uno siempre tiende a superarse y crecer como artista y en esta obra vi la chance de poder nutrirme artísticamente. No es un personaje fácil, es un chico que tiene un retraso madurativo y una dificultad motriz. Era todo un desafío encarnar a Radamés, creo que todas estas condiciones y la confianza que le tengo a Rubén como director, hicieron que me decida por aceptar la propuesta.

C.M: ¿De qué habla la obra para vos?
N.C: Los sueños. Y todo lo que rodea a esa palabra. Sueños cumplidos, sueños que no se pudieron cumplir, los sueños que se tienen de joven y que hacen ilusionar a los demás y a uno mismo. Está muy en juego este tema del "Ideal". Algo que uno considera de una forma y termina siendo otra. Y como cualquier persona, el hecho del fracaso, es algo que está latente siempre. Stefano es un músico que carga con su cruz y con la de toda su familia, en épocas de inmigración donde los europeos venían al continente americano a ganarse la vida y a "Hacer la américa". Un clásico argentino que, aparte de una obra de teatro, debería ser considerada "documental" porque describe (dentro de una ficción) un momento histórico de Argentina

C.M: ¿Cómo fue el proceso de ensayos?
N.C: Durísimo, agotador, pero satisfactorio. Me agarró justo en un momento de mi vida en el que estaba con 4 obras en cartel al mismo tiempo. Pero a pesar de eso pude disfrutarlo y meterme de lleno en la obra. Creo que los ensayos se hicieron más llevaderos porque sinceramente es un elenco increíble. Todos íbamos a arremangarnos y a laburar. Quiero destacar el trabajo de Pires como director, creo que dio en la tecla con el "grotesco", supo cómo encararlo de maravilla. Otra cosa que creo que me ayudó en el proceso de ensayos fue haber entrado al teatro desde casi el primer momento para ensayar. Muchas veces recién llegas a la sala 1 mes antes de estrenar en el mejor de los casos y con Andamio 90 pudimos contar con mucho tiempo para generar la puesta que quería Rubén. Eso hizo que nos afiancemos mejor en el espacio, sumado a que en el elenco hay actores y actrices que ya han trabajado y trabajan en Andamio, que nos hicieron sentir como en casa desde el primer momento

C.M: ¿Por qué recomendarías ir a ver Stéfano?
N.C: Principalmente porque es un clásico argentino. Es una obra que tenés que ver antes de morirte. En el teatro independiente y del circuito off está el verdadero teatro, no es "la cuna" como dicen muchos… Se van a encontrar con artistas que dejan todo arriba del escenario, comprometidos y con un talento descomunal. Van a ver un grotesco en estado puro, te vas a reír, vas a llorar, te vas a emocionar y vas a reflexionar sobre tu vida. Una montaña rusa de emociones

Sobre su primer acercamiento con la actuación, Nicolás comenta que fue en los actos del colegio, donde se fomentaba mucho lo artístico. Hacían obras a fin de año y siempre le llamó la atención. Sus profesoras vieron su curiosidad por todo lo relacionado con el teatro y lo motivaron a hacer las obras. Agrega que otro incentivo fue el hecho de que su mamá estudió y dio clases de teatro mucho tiempo. Con ella vio los primeros musicales que le “volaron la cabeza”: Drácula y La Bella y la Bestia.

C.M: ¿Con quiénes y dónde estudiaste?
N.C: Empecé estudiando en el colegio en los talleres de teatro musical que se daban. También fui parte del grupo de Teatro "Después te digo" con el que presentamos obras de Hugo Midón en colegios de la zona oeste del conurbano bonaerense. En la secundaria empezamos a hacer musicales ya con un nivel más elevado y me becaron del "Nadia Saval Dance Studio" de Morón. Ahí empecé a estudiar teatro musical con Fer Devito y Carla Liguori. Luego entré en la compañía de Teatro Músical Juvenil de Ricky Pashkus donde tomé clases con Gustavo Monje, Iara  Grom, Milagros Michael y muchísimos artistas del ámbito. Luego de eso ingresé a la UNA para estudiar la Licenciatura en Actuación y tomé clases con Martín Salazar y José Manuel Espeche. Hice varios seminarios con Pablo Gorlero, Nelson Rueda y Corina Fiorillo.

Además de Stéfano, Nicolás está en los musicales Enrique, un grotesco musical, sobre Discépolo y sus tangos, y en De eso no se canta, sobre canciones que fueron prohibidas a lo largo de la historia. 
C.M: ¿Qué diferencias encontrás, a nivel personal, entre el musical y el teatro de texto?
N.C: Ya de por sí son diferentes. Mismo los actores que hacen musical y hacen teatro de texto son diferentes. Y los que aman a uno odian al otro y viceversa.
Creo que el teatro musical siempre estuvo mal visto por los actores y actrices de teatro de texto por la falta de actuación. Pero hoy en día eso está cambiando, hay directores de musicales que buscan ACTORES que canten y bailen. Creo que transmite mucho más el intérprete que te desafina una nota pero te conmueve al máximo con su actuación. Creo que por eso mismo estoy estudiando la Licenciatura en Actuación y no estudio teatro musical. Quiero aportar mi granito de actuación al musical.

Para él, tanto el teatro de texto como el musical “son complementarios y no deberían ser considerados como dos polos opuestos”. Se cuestiona a sí mismo por qué en una "obra de texto" no se puede cantar. Además, cree que “las cosas están cambiando y que las nuevas generaciones tienen aires nuevos respecto de cómo se venían encarando las cosas”. En relación a esto, comenta que “le voló la peluca” el trabajo, en la obra El curioso incidente del perro a medianoche, de Iñaki Aldao, compañero suyo de terna en los últimos Premios ACE a Revelación masculina.

Así como obtuvo una nominación en los ACE, Nicolás recibió un Premio Hugo por su interpretación en De eso no se canta, de Pablo Gorlero.
C.M: En tu discurso de agradecimiento por el premio, dijiste que el talento y la capacidad artística no se miden por la cantidad de seguidores en una red social. ¿Sentís que eso está afectando a la calidad de las obras que se pueden ver hoy en la cartelera teatral porteña?
N.C: Un poco sí, un poco no. Lamentablemente hoy el negocio son las redes sociales y es una realidad. A la hora de elegir parte del elenco a veces se prioriza esta característica, lo que no quiere decir que la gente que tiene muchos seguidores en las redes sociales no tenga talento. Hay muy buenos actores y actrices que tienen muchos seguidores. Así como también hay muchísimos jóvenes que tienen un talento descomunal y se matan estudiando para llegar a estar ocupando ese mismo lugar. Lo que me parece importantísimo es que todos tengamos las mismas posibilidades.
Ahora sí, no podés poner a un médico a trabajar de cartero o a un arquitecto a trabajar de abogado. No podés pretender que una persona que influencia a gente en las redes y no estudio actuación nunca, se pare delante de un público a actuar... Lamentablemente lo que vas a consumir al teatro no va a ser de calidad en ese caso.

Sobre sus próximos proyectos, adelanta que está ensayando el reestreno de Quién retiene a Quién que va a ir a partir de febrero en el Teatro El Picadero con dirección de Diego Ramos y un “elenco increíble”. Además, los reestrenos de Enrique, Stéfano y De eso no se canta para 2020.

Candelaria Monzón
En Facebook y Twitter: Cande Monzón
14.noviembre.2019


Stéfano
de Armando Discépolo se presenta los jueves a las 20:30hs en Andamio 90. Enrique, un grotesco musical de Rubén Pires, lo hace los domingos a las 18hs en La Comedia, en este mismo teatro, los lunes a las 21:15hs se presenta con  De eso no se canta dirigido por Pablo Gorlero.

 
 
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio